Aurora: de la Oscuridad a la Realidad

Presentación

El pasado martes 20 de Abril, Salvador Robles Miras presentaba su novela, Aurora en la Oscuridad en el espacio de la cafetería del FNAC de Donosti, junto a su amiga Virginia Vera Sevilla y mi participación como co-ponente para dejar salir los entresijos de la novela y darla a conocer a los allí convocados.. entre ellos, había un grupo de chavales jovencitos, de una media de 22 años que, si bien estaban tomando un refrigerio en una esquina del espacio, ajenos a la presentación, no tardaron en unirse llevados por el interés que les producían nuestras palabras.

Cuando conocí a Salvador me contagió su entusiasmo. Lo primero que hizo fue contactar conmigo por haberme interesado en la presentación de su anterior libroLa luz del silencio”, nunca había tenido interacción personal con un autor de un libro y me hizo especial ilusión. A veces parece que los escritores-artistas al igual que actores, cantantes u otras personalidades, cuando muestras interés por su trabajo y te molestas en intentar intercambiar unas ideas y comentarios, se muestran esquivos o molestos y apenas esbozan algún saludo ocasional o monosílabo de agradecimiento casi forzado.

Por eso agradezco a Salvador la atención recibida todo este tiempo, además de que me enviara otro de sus libros con tanta efusividad y amabilidad asi como el respeto y cordialidad que siempre a mostrado hacia mí.

De escritora a escritora

Recuerdo que hace poco me pasó algo similar con una autora parecida a mí en cuanto a estilo y obra, de cuyo libro me enamoré al descubrirlo en los estantes de este espacio, me puse en contacto con ella y apenas me respondió con una frase escueta de tipo “Hola, gracias, genial” “publiqué mi libro con tal editorial” y dimos por zanjada la conversación, al menos por mi parte, ante su falta de interés de seguir interactuando.

Me produce lástima y desasosiego estas circunstancias entre autores y profesionales de una misma disciplina cuando pienso que yo, como autora de mis libros y escritos variados, me encantaría que en un futuro, se acercaran a mí lectores para agradecerme el haber mostrado mi mundo y llevarme algún que otro piropo o cumplido ante mis creaciones. Creo que no hay mayor satisfacción para un artista, como quien expone sus cuadros o fotografías y recibe retroalimentación de un posible comprador que admira su obra.

Periodista, escritora, bloguera

La satisfacción y emoción fue mayor aun cuando el propio Salvador me solicitó personalmente que realizara parte de la presentación, que hoy nos congrega, sobre su última novela, Aurora en la oscuridad. Nunca había realizado una ponencia y la sensación es abrumadora ya que, detrás de este momento, se esconden años y años de trabajo, escrituras, libros, textos y redacciones que han ido formando la persona que soy hoy: autodidacta y perfeccionista, con ganas de seguir escribiendo, cultivando y enriqueciendo mi mente, abierta a nuevas culturas, horizontes, escritores e historias y amigos.

Mi lema es: para hacerlo mal, mejor no lo hagas; si lo haces, hacerlo perfecto. Al menos para ti, quizás para los demás no lo sea pero si está perfecto para ti, será perfecto.

Escribiendo: los tiempos…

Hay una cosa que no concibo en un escritor y ya llevo oyéndolo hace algún tiempo: la necesidad imperiosa de escribir en apenas unas semanas o pocos meses, siguiendo unos ritmos, horarios y cumpliendo unos plazos. En mi opinión, nunca saldrá bien esa obra, salvo que tengas absolutamente clara la historia, el inicio, desarrollo y desenlace, cómo perfilar los personajes y cuál será el hilo narrativo, además del lenguaje y la estructura; sentarte y explorar la historia, dejar que se presente por sí sola y presentarte a ella, para mí, es fundamental y necesario. La literatura como todo, necesita su tiempo, no se puede obligar a la inspiración a realizar su trabajo. Salvador me comentó que había pasado un año escribiendo Aurora mientras realizaba otros proyectos; en mi caso, ocurre similar, me tomo mi tiempo. Se pueden establecer unas rutinas de trabajo, unas técnicas y horarios pero en ningún caso forzar u auto obligarse; puede que no escribas nada en unos días pero puede que en una semana de repente surjan 100 páginas que sean clave de una nueva historia.

En esta novela en particular me he encontrado muchas de las características que aprecio en los libros que me gusta leer y que el propio Salvador menciona en dos entrevistas realizadas sobre “Aurora”:

ASPECTOS CLAVES DE LA NOVELA

La primera es que el protagonista, Matías, es un malvado inteligente porque, a pesar de que, obviamente, desde el inicio de la novela, nos describe el asesinato de Aurora a manos de su profesor, hace dudar al propio lector de que sea él quien la mata por cómo matiza el carácter y cómo consigue escabullirse entre los personajes que tratan de desenmascararlo gracias a la astucia y la inteligente complejidad cínica del personaje. La manera en la que se va matizando el perfil psicópata pero inteligente, frío, calculador de Matías.

También me ha gustado el hecho de que sea claro, conciso y directo en la narración y no se centre en aspectos banales y descriptivos a lo largo de las páginas, haciendo amena e interesante su lectura a base de relatos cortos y perfectamente hilados; confección del sintagma claro, bien enunciados. La sencillez y elegancia en la escritura, en la expresividad, facilidad de lectura, rápida, desgranando la acción temporal, haciéndola cómoda para el lector sin detenerse en detalles innecesarios; el análisis de cada situación y la labor de documentación que se refleja tras las palabras.

La representación del circo mediático y televisivo sensacionalista de los casos de violencia de género y crímenes al que asistimos cada día, como periodista, me he sentido identificada en la representación de ese circo, esa pantomima sensacionalista que sea crea a base de titulares inaceptables basados en el libre albedrío político-ideológico de la periodista de turno.

El lenguaje de estilo poético, excesivamente cuidado (casi artificial) pero necesario en los tiempos actuales para diferenciarnos de la mediocridad de diálogos y lenguaje que utilizamos en la vida real.

La representación de una ideología católico-religiosa en un entorno aparentemente fiel a esa ideología que se descubre contraria en cuanto los agentes comienzan la investigación.

La fuerza, carácter y personalidad desbordantes de la protagonista, inspectora de policía Cecilia Fresnedo ante la investigación del caso, en un entorno tan cerrado, tan fuertemente católico y lleno de personajes reforzadamente masculinos, el personaje de Cecilia hecha por tierra cualquier teoría feminista sobre la inusual ocupación de puestos relevantes de mujeres en la sociedad y la intensidad y profesionalidad con la que una mujer puede afrontar esa labor policíaca. Cecilia no se achanta ante nada.

El giro en la historia que me descolocó totalmente ya que, si bien es cierto, que no hay ninguna prueba contundente que incrimine a Matías como asesino de Aurora, vas destripando la novela y el lector da por hecho que terminará siendo detenido por Cecilia y acabará cumpliendo condena pero su autor consigue desbancar cualquier teoría introduciendo un nuevo y sorprendente elemento que despista el rumbo al lector.

La posibilidad de ir atacando cabos, gracias a los tejemanejes de la Subinspectoora y su equipo…

La presentación de las falsas apariencias de cada personaje, mediante acusaciones infundadas sobre todo al final, (cuando vemos que la vecina identifica a Daniel como sospechoso), no hay que dejarse llevar por las habladurías y esas acusaciones infundadas.

Por último, el cebo que utilizan los agentes Cecilia Fresnedo y Pelayo para que su sospechoso pique y poder resolver el crimen que realmente el lector ya ha resuelto.

Para finalizar, os animo a leer la novela de Salavador y a adentraros en el oscuro universo del asesinato de Aurora Bartra Reyes e ir desmenuzando cada relato y desde aqui, trasmitirle de nuevo mi agradecimiento por contar conmigo para la presentación del libro, en la que tuve ocasión de conocer a personas muy interesantes y en la que unos jovencitos espontáneos se sumaron a la misma llevados por el interés que les produjo.

Deja un comentario


Responsable » Tania Serrulla Aguilar (servidora)
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de https://www.artemahosting.com/ (proveedor de hosting de TANIASERRULLA.COM) dentro de la UE. Ver política de privacidad de TANIASERRULLA.COM. (https://taniaserrulla.com/aviso-legal/).
Derechos »
podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.